Archivos de la etiqueta: Gràcia

Teca Guai per emportar

“Había un Teca Guai en mi camino”. Así debo empezar a contar como conocí este sitio.

Eran las Fiestas de Gràcia de 2016 e iba, como todos los años, encantada con la fiesta, con la decoración de las calles y con los lugares nuevos que siempre acabo conociendo. Entré en una calle sin saber al cierto cuál era y de repente veo, en la misma acera por donde iba, varios bizcochos y galletas en un puesto y claro que tenía que saber de qué se trataba.

Había muchos bizcochos irresistibles y una bebida de nombre Suau que me llamó la atención. Para los que como yo na sabían, Suau es una receta de la cocina tradicional catalana, una bebida a base de café y gaseosa, sencilla y refrescante.

Seguir leyendo

Sabores portugueses en Barcelona

Sabores portugueses en Barcelona es sin duda alguna uno de esos posts sabrosos, que casi me dan ganas de entrar en la pantalla para “comer las fotos”. Es que la culinaria portuguesa tiene una gran variedad de platos e incorpora diferentes elementos como puede ser el pescado, la carne de cerdo, el aceite, la patata, el pan, el vino. Además tiene influencia tanto mediterránea como atlántica. Y los dulces… ah estos seguro que te hacen la boca agua. Su amplio y delicioso repertorio es capaz de conquistar a todos. Tener estos sabores portugueses en Barcelona, es poder viajar pela majestuosa culinaria portuguesa sin “salir de casa.”

Elegí dos lugares donde desayunar es, además de degustar un poco de la gastronomía portuguesa, también una inmersión en su cultura. Es sentir la melancolía del fado, es observar y admirar el arte en los azulejos portugueses, es sentir el alma portugués por algunos minutos. Seguir leyendo

En la Nena un chocolate con tradición

La Nena y su buen chocolate. Si vives en Barcelona seguro que has escuchado alguna vez algo sobre esta Granja y Chocolatería que hace 13 años llena de dulzor el barrio de Gràcia. Yo ya había oído hablar y todos los comentarios eran muy buenos, además de la fama de su chocolate, siempre me decían que era un buen lugar para merendar con niños, así que necesitaba conocerla para comprobar todo lo que había escuchado.

Era un martes de marzo, una mañana gris y allí fui. No fue necesario ojear el Menú para hacer mi pedido, pues ya sabía que tenía que pedir un chocolate caliente , que lo acompañé con melindros y nata, mucha nata.

Seguir leyendo