Jueves Lardero en Vic

Jueves Lardero, la primera vez que escuché sinceramente no me enteré mucho de lo que podía ser. Después de doce anos viviendo en Cataluña me encanta seguir descubriendo y sorprendéndome con las tradiciones, fiestas y gastronomía de la región.

Estuve con otros blogueros en Vic, una ciudad que está más o menos  a una hora de Barcelona para el Jueves Lardero, para disfrutar del cerdo, para ver un concurso de tortillas y además para conocer los ricos embutidos de Vic.

Hace 18 años que se celebra esta fiesta en la ciudad, y es una buena manera de mimar el comercio y productos de proximidad.

Sólo puedo dar las gracias a Osona Turisme por la invitación, por el privilegio de conocer algo más de la Cultura Catalana y por la visita a Vic que es el corazón de la capital de Osona, una ciudad con mucho interés histórico. Seguir leyendo

Bouquet d’Alella y el Masnou

Bouquet d’Alella y el Masnou,  es otro BlogTrip en el que estuve con compañeros de BcnTB

Poder conocer un poco más Catalunya  es algo que me encanta, es que no hay que ir muy lejos de Barcelona para encontrar lugares encantadores y una gastronomía estupenda.  De Barcelona al Masnou en tren es algo como 35 min. y me sorprendió mucho lo que vi y conocí. ¿Sí volveré? Bueno que te parece si sigues leyendo el texto y después me das tu opinión. ¿Nos vamos al Masnou? Vamos a conocer Bouquet d’Alella.

Bouquet d’Alella

Uno de los lugares donde estuve fue en la Bodega de Bouquet d’Alella que forma parte de La Ruta del Enoturismo de la DO Alella. El vino es algo que me fascina y si puedo aprender un poco más sobre él allí estaré. Así que conocer esta bodega familiar fue un placer.

Lo primero que destaco es el entorno, llegas allí y no te quedas indiferente al lugar. La masía del s.XIV, donde está la bodega, donde se elabora y almacena el vino  está muy cerca de los viñedos y esta cercanía hace con que sientas más próximo todo el proceso desde la cosecha hasta el vino en botella. Las vistas que se tiene desde allí son preciosas.

Experiencias en Bouquet d’Alella

En lugar de empezar la visita por la Bodega, lo que nos proporcionó Bouquet d’Alella fue una experiencia única y maravillosa.

Lo primero que nos dieron fue una cesta con vino, comida y un mapa, donde había unas instrucciones a seguir. No tuvimos dificultada para seguirlas y encontramos una mesa puesta al lado de los viñedos. Hacía un día estupendo para un picnic y nos lo pasamos bomba. Buen vino, buena comida, buena vista y compañía, era imposible pedir más.

Allí disfrutamos de un vino blanco, suave y de aroma fresco y con una sensación frutada en boca. Aunque me encanta el vino, tengo que ser sincera, es que no lo conozco a fondo a punto de describirlo con términos técnicos, no tengo estos conocimientos, sin embargo, me doy cuenta cuando algo es bueno y tengo ganas  seguir probando, y eso me ha pasado.

Después volvimos a la bodega y la visitamos. Nos explicaron la historia de los vinos, como lo hacen,como lo cultivan de manera ecológica. La producción se encuentra en un momento de gran vitalidad y elaboran una bebida de gran interés, elegante y de complejidad variada.

La denominación de Origen Alella es la más pequena y antigua de Cataluña y el Bouquet d’Alella forma parte de una ruta con otras bodegas que componen la Ruta del vino Do Alella.

Me parece una visita muy chula, además es posible vivir la experiencia del picnic, que hicimos, como otras experiencias que ellos proporcinan como por ejemplo, una calçotada al lado de los vinedos. Para conocer más sobre este proyecto y las actividades enoturísticas y sensaciones que proporcionan, visita su página.

Descubriendo El masnou

Como comenté anteriormente, El Masnou está al lado de Barcelona y ofrece una cantidad de actividades de ocio, cultura y naturaleza.

Entre el Pirineo y el Mediterráneo está el Masnou, Tierra de Mar.

Gracias a Bcn Molt Més y al Masnou Turisme por organizarnos este paseo, por la posibilidad de conocer este pueblo tranquilo, de caminar por sus calles – ir del casco antiguo a junto del mar en un plis plas.

De las actividades que allí hicimos, destaco dos visitas:

. Mina de Agua del Masnou

Visitamos las minas que empezaron a ser escavadas a partir del siglo XVIII conj la finalidad de recoger el agua  que se filtraba por el subsuelo y llevarla aun deposito  que la haría llegar a las casas. Allí  sumergimos bajo la tierra y conocimos parte de un laberinto que compone las galerías de 27 Km. Esta visita es posible hacerla el segundo domingo de cada mes y es gratuita.

  •  Casa de Cultura

La visita a esta Casa de Indianos (Paseo de Prat de la Riba, 16.) forma parte del itinerario de las joyas de la arquitectura local, una propuesta para descubrir edificios modernistas, para conocer el Masnou Cultural.

Allí se encuentra la Oficina de Turismo y también están las obras más destacadas de la colección municipal de arte.

Imposible no deslumbrarse con la rica decoración modernista que encontramos en el interior de la Casa.

El Masnou Gastronómico

Después de la Visita Cultural y antes de ir al Bouquet d’Alella, tuvimos el placer de hacer un Vermut con los productos de Ocata Fums.

Empresa especializada en productos ahumados, con una fórmula 100% artesanal e una técnica basada en la manera tradicional de un Smokehouse de Ullapool, un pueblo de las Highlands Escocesas.

Así ha sido mi experiencia en el Masnou.

Volví con ganas de más, es que hay mucho por descubrir en la gastronomía del lugar y espero hacerlo en breve.

Ahora espero que te haya gustado y que tengas ganas de conocer el Masnou, si aún no lo has hecho, o de descubrir una de las muchas posibilidades de ocio que la región ofrece.

¡Vamos al Masnou!

 

#maresme #roconsdelmasnou #elmasnouturisme #alella #doalella #visiteelmasnou#masnou

La Ruta de la Leche en Lluçanès

La Ruta de la Leche

La Ruta de la Leche en Lluçanès fue un blogtrip organizado por el Consorci de Lluçanès con el objetivo de dar a conocer los productos y productores de la región. Para eso, varios blogueros e instagramers fuimos invitados a pasar un día estupendo en el mes de octubre en aquella Comarca. No sé decir al cierto cuantos blogueros éramos, lo que sé es que desde BcnTB fuimos tres Blogs y lo pasamos súper bien.

Para empezar, había dos rutas planeadas, las dos eran atractivas pero yo elegí una que comenzaba en el Soler de N’Hug y pasaba por Formatges de Lluçà . Al final todos, de las dos rutas nos encontraríamos en el Monasterio de Santa María de Lluçà para conocerlo y hacer juntos una merienda.

Soler de N’Hug

Salimos de Barcelona sobre las 09:00h y  al llegar al Lluçanès, hicimos el trayecto hasta el  Soler de N’Hug en un carro. En esta Masia encontramos la explotación ganadera tradicional, con vacas de leche y ovellas, pero también tienen cerdos, gallinas y conejos. Animales para consumo propio y también para la producción de leche, carne y embutidos para la venta, pues tienen una carnicería en el  Prats de Lluçanès donde venden los productos de la granja.

Lo primero que hicimos al llegar fue desayunar, un típico desayuno catalán, con el pan, tomate, aceite y embutidos de la finca, y claro, un vaso de leche recién extraído de sus vacas. Empezábamos de muy buena manera.

En este comedor,mientras desdayunábamos,nos contaron como empezó el negocio familiar y enseguida nos llevaron a conocer los animales.

Vimos como los cuidan, como se alimentan y también nos explicaron el proceso de extracción de la leche, que la hacen tanto manualmente como con el auxilio de una máquina, un proceso muy chulo e interesante de conocer.

El hecho de que los animales nazcan, crezcan y se mantengan con productos producidos en la propia  finca, permite que puedan asegurar un producto final de muy buena calidad.

Visitar la finca me pareció un buen programa para hacer en familia, a los niños que nos acompañaban les encantó ver los animales e incluso tocarlos.

Estuvimos un buen rato en el Soler de N’Hug, así que desde allí nos fuimos al Restaurante Cal Baumer , otro negocio familiar para descansar un poco y comer. El restaurante es un lugar con encanto y cuyo gran atractivo después de su comida casolana, es la mesa, una gran mesa donde diferentes grupos pueden compartir momentos agradables juntos. La amabilidad es otro factor a resaltar, la verdad es que es un lugar para ir sin prisas, para disfrutar.

La comida estuvo estupenda, pero la Ruta de la leche debería seguir, aún nos faltaba conocer otro lugar interesante. Nos dirigimos entonces a Formatges de Lluçà.

Formatges de Lluçà

En un entorno privilegiado se encuentra la quesería: Formatges de Lluçà, el siguiente lugar de la Ruta de la Leche que visitamos. Allí además de probar sus quesos hechos de leche cruda y de manera artesanal, tuvimos contactos con sus animales, entre ellos las cabras pirenaicas, una raza en peligro de extinción y muy apreciada por su calidad. Saber que  están involucrados en la recuperación de esta raza es admirable.  Tantos los adultos como los niños estábamos muy ilusionados y pudimos verlas sueltas y como se alimentan básicamente del bosque.

En esta quesería se gestiona el campo de manera sostenible , con pequeñas máquinas y la calidad de sus quesos derivan del control que mantienen sobre todo el proceso, que va desde su origen hasta la elaboración.

Finalizamos la visita con la degustación de los varios quesos elaborados por ellos en una espécie de mesa preparada con heno; el toque de color de los cojines y el mantel hicieron toda la diferencia. Estaba precioso.

 

Fue un momento de relax, de integración y claro, de sabores, muchos sabores. Fue la primera rez que probé el Tupí, un queso blando de leche cruda de cabra elaborado con aguardiente y perfecto para comer con tostadas.

También es posible comprar sus quesos allí mismo.

La Ruta llegaba al final, pero aún nos esperaba la visita guiada por el Monasterio Románico de Santa María de Lluçà. Impresionada, es como me quedé al ver tanta belleza e historia. Imposible no fijarse en llos detalles de la puerta o en las pinturas del altar. Una visita imperdible.

Como comenté al principio, en la iglesia nos reunimos los grupos de las dos rutas. Camentamos nuestras impresiones sobre las experiencias que tuvimos y finalizamos el paseo con una merienda estupenda, preparada con productos de los diferentes lugares que visitamos en Fonda Restaurante La Primitiva.

Muchas Gracias,Consorci de Lluçanès por la invitación, por poder conocer esta comarca tan bella y por el privilegio de ver de cerca la producción de productos de tan grande calidad. Me encanta el contacto con los productores, conocer su historia, saber como preparan sus géneros. Catalunya es una Comunuidad rica en la producción de artículos gourmet, y poder dar a conocerlos es un placer.

Además de la Ruta de la Leche, hay también la Ruta del Pan y mucho por ver y descubrir en el Lluçanès. Viva esa experiencia también.

#lluçanes #rutallet

 

Nos vemos en el Próximo Post.